Todo se mueve

Todo se mueve

El Presente del Pasado

por Irma Sanginés Contreras

Todo se mueve, todo es terror, caos. ¿Qué hago? Estoy sola en un cuarto piso. No se me ocurre en dónde puede estar el “triángulo de vida”. Veo las llaves de mi casa, mi celular. “A la azotea.” Hace dos semanas me dijeron que a la azotea. Corro a la puerta, la azoto, en el camino choco con una vecina que viene bajando, corriendo por las escaleras.

—A la azotea —le digo.

No me hace caso. Sigo mi camino; nunca había subido tan rápido. Llego a la azotea, sigue temblando; es un séptimo piso en los límites de la Escandón, San Pedro de los Pinos y Nápoles. Los espectaculares se mueven. Pienso en grabar la escena; no me dan los nervios para hacerlo.

—¿Ya acabó? ¡Ya acabó! —no lo puedo creer, yo aún sigo temblando; bajo y desalojo el edificio.

Afuera están todos los vecinos…

Ver la entrada original 904 palabras más

Anuncios
Hormigas

Hormigas

El Presente del Pasado

por Luis Arturo Salmerón

Tengo tres nuevos héroes y ni siquiera les pregunté su nombre. Yo les decía Hormigas, ellos me decían Rojo. No hacía falta más: ellos mandaban, yo obedecía. Llegué con mis cuerdas de alpinista, mis mosquetones, y ellos ya estaban ahí. Cuando regresé a casa, ellos seguían adentro. No sé cómo logran entrar y sacar gente. Sacaron (sacamos, aunque ellos hicieron todo lo difícil) a dos vivos. Tampoco a ellos les pregunté su nombre; de hecho estuve con ellos sólo medio minuto, mientras sostenía primero la espalda del primer hormiga y después la camilla en la rampa de escaleras. Ésa sí la hice yo, bueno nosotros, los mortales que estábamos afuera. Creo que una de las señoras que sacamos murió poco después en el hospital. No estoy seguro, pero leí la noticia de que “murió una señora que sacaron viva, solo una”; el otro señor…

Ver la entrada original 542 palabras más

Exhausta

Exhausta

Exhausta, es la palabra que me viene en este momento para describir como me siento.

No es cansancio físico, es emocional. Emocionalmente me encuentro un tanto desgastada, hace meses (ya no días) que no sé definirme, me veo dentro de una especie de neblina que no me permite aclarar nada. De momento sólo tengo un par de certezas.

En lo que va del año han sido muchos cambios, todo empezó desde meses antes, así que ahora estoy aquí, no sé en dónde, pero claramente estoy en algún punto. Ayer comprendí (mientras asistía a otra entrevista más) que ya no quiero, ya no puedo permitirme seguir así… pero no sé qué quiero hacer con precisión, de momento me parece que sólo quiero alejarme de todo (al menos lo digital), y después de un rechazo profesional tras otro por salud mental creo que lo mejor sería también cortar con ello. Ya no quiero tropezar, ya no quiero que me digan que esto o aquello no me servirá que no califico, que no tengo experiencia, que ese no es mi trabajo… estoy cansada de sentarme en el banquillo para que me juzguen (incluso físicamente).

Hoy me desperté sintiéndome tal como me fui a dormir, con un peso enorme, “ya no más”, eso fue lo primero que pensé.

Por momentos quisiera dormir todo el día, algunas mañanas son una batalla para salir de la cama, para no llorar, para sonreír. Y ni siquiera puedo decir si estoy deprimida, porque aún tengo momentos brillantes (la mayor de las veces cuando estoy en la cocina), porque aún hago mis deberes en casa, porque no dejo de buscar a mi familia y al tiempo armo planes que sé de momento no puedo realizar, así que no lo sé, en ese aspecto no parece que estoy deprimida.

De momento necesito tiempo para buscarme, porque ya no me reconozco en el espejo (sólo mi marido parece saber quién soy). Ya no puedo decir que disfruto hacer o distinguir que género literario me gusta o poder nombrar un libro que haya leído recientemente (porque hasta he dejado de leer), tampoco les puedo decir que música me gusta porque últimamente escucho de todos.

Necesito descansar, buscar para saber si aún queda un poco de mí. De momento así pinta mi septiembre.

PatMb

2017IX

 

 

Terremoto en México

Terremoto en México

Hace dos días casi llegando a la medianoche la tierra se cimbró como no lo había hecho en mucho tiempo. Para las generaciones que vivieron el sismo del 85, esto sólo abrió heridas, pero afortunadamente el pueblo mexicano sabe mantenerse optimista (para prueba todos los “memes” que circularon después del terremoto).

Las poblaciones más afectadas fueron Oaxaca, Chiapas y Tabasco, en una muestra de lo que en nuestro país se conoce como solidaridad, los mexicanos nos unimos (mucho antes que el mismo gobierno) para atender a nuestros paisanos, para extenderles una mano de ayuda, una horda de voluntarios que se lanzaron a ayudar a las regiones más afectadas, otro tanto que no tardaron más que unas horas en emprender campaña para el acopio de víveres, medicinas y otros productos de necesidad básica.

Ayer fuimos (mi esposo y yo) a dar nuestro grano de arena, con la grata sorpresa que ya había fila de gente donando, hoy sé por las noticias que esto recién comienza, y me he encontrado con más de una imagen de los centros de acopio llenos de productos para los más afectados, una de estas llamó mi atención porque alguien se tomó el tiempo de escribir mensajes de apoyo en las latas, con frases como “todo pasará”, “al menos estás vivo”, “no te rindas”, “cuídate”, etcétera.

21617720_789113894593408_3339546851806256491_n.jpg

 

Como información adicional, el artista plástico y activista oaxaqueño Francisco Toledo comenzó su propia campaña para apoyar a sus paisanos, mediante la circulación de una cuenta para donativos económicos, porque detrás de la tragedia hay mucha gente, principalmente indígena que perdió todo su patrimonio.

21557656_1682274535147565_3164520345383978382_n.jpg

Les dejó estas líneas que encontré en el muro Santiago Pinotepa Nacional: “Se cae todo, menos la sonrisa, por eso la sandunga es inmortal, por eso en Oaxaca Dios nunca muere!!”

21317925_1343200865808395_604662161007672371_n.jpg

5 meses

5 meses

Oficialmente 5 meses desde que lo hicimos aún más oficial. No sé, todo se siente tan nuevo, cada vez que te miro salta mi corazón, vivo enamorada, de la vida, de ti, de nosotros.

Que bonito se siente despertar a tu lado, con tus besos llenando mi rostro, entre risas y sábanas revueltas, que rico es acurrucarse a tu lado antes de decidirme a abrir los ojos, sentirte, sentir tu existencia.

Es maravilloso poder compartir un poquito de mí para ti, aun más haber coincidido con alguien que mira la vida no tan distinto de lo que yo miro, que entiende gran parte de mis pasiones y sí, que no tiene miedo de seguirme los pasos, porque a veces puedo ser una gitana que va de aquí a allá.

Confío en ti, a ti confío todos mis sueños y penas, en tus hombros descanso mis días tristes y sí, en tus labios poso mis sonrisas. Ya no sé lo que es el miedo, ya no sé lo que es estar sola, a donde quiera que miro, a donde quiera que dirija mis pasos… ahí estarás tú.

5 meses… el amor sigue creciendo.

PatMb 2017VIII

 

 

 

Agosto

Agosto

Agosto está a una semana de terminar, esta entrada es a manera de resumir lo que ha sucedido hasta ahora, el por qué no he podido darme tiempo para escribir, pues bien, no sólo me he dado a la búsqueda de trabajo, sin éxito, debo aclarar, sino que también me he dado tiempo para repasar temas referentes a mi profesión que había dejado de lado.

Este mes también me ha dado buenos días, viajes fugaces para pasar en familia, rodeados de toda esa gente que me importa y que me han apoyado de muchas formas. Sí, agosto me ha tratado bien.

Aunque, de momento sigo sin poder sentarme a escribir, tengo muchas cosas en mente, ideas, proyectos que me gustaría comenzar a desarrollar y pensamientos que me impiden concentrarme, mucho ruido aún que no cede.

No tengo nada más que añadir en esta entrada. Ya les diré como fue septiembre.

PatMb

2017VIII